JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Un millón de dólares para quien logre resolver un problema de ajedrez "imposible"

Curiosidades
Typography

La Universidad de St. Andrews, Escocia, ofrece un premio millonario a quien logre superar el enigma de las ocho reinas. Por qué consideran su resolución tan importante.

A fines de 1840, el ajedrecista Max Bezzel propuso un problema no tan complejo. El desafío consistía en ubicar ocho reinas en un tablero de ajedrez que puedan coexistir sin comerse entre ellas. La respuesta estaba en ubicar una reina en cada fila con la salvedad de que no quedaran en diagonal y no coincidieran en la misma columna. El enigma, más tarde, sería conocido como "El problema de las ocho reinas".

La resolución es sencilla, pero de su enunciado se desprendieron otras variantes más difíciles. Por caso, hacer coexistir a 100 reinas en un tablero de 100×100 o, mucho más aún, intentar la convivencia de 1.000 reinas en un tablero gigante.

La respuesta se complejiza a tal punto que los sistemas informáticos de hoy son incapaces de resolverlo. Cuando desde la Universidad de St. Andrews, Escocia, intentaron crear un software para superar un hipotético escenario de 1000×1000, el programa se bloqueó producto de la inmensa cantidad de opciones posibles.

Por eso, la misma casa de estudios ofrece una recompensa de un millón de dólares para quien pueda desarrollar un algoritmo que supere el desafío. De acuerdo al profesor Ian Gent, un programa de esas características marcaría un progreso para cualquier otra máquina de la que se dispone en la actualidad.

¿Por qué tanta insistencia en resolver el problema? En realidad, va más allá del enigma en sí. "Si se pudiera escribir un programa capaz de resolver el problema realmente rápido, se podría adaptar para resolver muchos de los problemas más importantes que nos afectan a todos a diario", explicó Gent.

Un programa con tal eficiencia podría descifrar los sistemas de seguridad más complejos, lo cual a un software de hoy le demoraría años y años porque tendría que descartar un sinfín de opciones antes de dar con la preciada solución.

La propuesta, como es de esperar, esconde una gran dificultad detrás. Por algunos, incluso, imposibilidad. Tal es el caso del profesor Peter Nightingale que lo considera tan solo una quimera. "Nuestra investigación demostró que por ahora no puede ser", sostuvo. De allí el millón de dólares que ofrecen como premio.

Fuente: Infobae.com

0
0
0
s2smodern