JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Para la Fiscalía enjuiciados por el caso Curuguaty deben ser condenados

Paraguay
Typography

El Ministerio Público, representado por los agentes fiscales Liliana Alcaraz, Nelson Ruiz y Juan Leonardi Guerrero, presentaron en la fecha sus alegatos finales ante el Tribunal de Sentencia, en el juzgamiento del caso Curuguaty.


Los citados agentes del Ministerio Público se reafirmaron en que la perpetración de los hechos punibles investigados tuvo como participantes a los 11 acusados, y que el escenario fue el lugar conocido como Campo Morombí, el 15 de junio de 2012, cuando perdieron la vida once campesinos y seis policías.

El fiscal Ruiz arguyó que los procesados; Rubén Villalba y Luis Olmedo, fueron quienes abrieron el fuego que dio inicio al enfrentamiento ocurrido en Curuguaty, pese a que los policías llegaron al sitio para el desalojo en forma pacífica y desarmados.

Ruiz mencionó que el ingreso de los campesinos a aquellas tierras y la permanencia en las mismas, fueron ilegítimos. Agregó que los campesinos no pueden exigir derechos por medio de la violencia.

Por su parte, el fiscal Guerrero refirió que los acusados violentaron la vida, el patrimonio y la libertad; que son defendidos por la Carta Magna en el país y que se probó en el marco del juicio oral la participación de ellos en los ilícitos investigados.

La fiscal Alcaraz, por su lado, pidió un minuto de silencio en homenaje a los policías fallecidos en el enfrentamiento, a quienes calificó de oficiales que cumplieron a cabalidad con la misión que se les encomendó ese día.

En la tarde, con la continuidad de la presentación de alegatos, la fiscal Liliana Alcaraz manifestó que se desecha la teoría de que la muerte de los campesinos fue por causa de los proyectiles disparados por francotiradores, porque perecieron con disparos escopetas con proyectiles de munición múltiple, afirmó.

Alcaraz dijo que ese día no se llevaron armas en el helicóptero de la Policía. Indicó que desde abajo se realizaron disparos a la aeronave, por parte de los campesinos. “Los labriegos disparaban y por eso no podían ingresar las ambulancias al lugar del hecho”, acotó.

La representante del Ministerio Público explicó que, alrededor de 150 ocupantes a cargo de Luis Olmedo, Rubén Villalba y Abelino Espínola, estaban a cargo de una estructura formada para realizar incursiones armadas para obtener dinero, armas y víveres. Estaban dispuestos a accionar de forma violenta. Se posicionaron estratégicamente en la zona en cuestión.

La fiscal Alcaraz afirmó que, Luis Olmedo aseveró que su líder era Rubén Villalba, quien les prometía hectáreas de tierras a las personas que tenían a su cargo. “Rubén Villalba instaba a las personas a entrar a Campos Morombí y seguir con la resistencia”, afirmó.

En otro momento de su alocución, la fiscal Alcaraz mencionó que el exdiputado Julio Colmán durante su declaración ante el Tribunal dijo que Rubén Villalba sometió al grupo que ingresó a Campos Morombí a un régimen estricto armado y controlado.

Por otra parte, señaló que “los policías, testigos presenciales, en sus declaraciones también se refirieron a la posición que tenían quienes dispararon desde posiciones estratégicas. Los uniformados de la GEO mencionaron que los campesinos estuvieron en formación de “U” con armas con caras pintadas”, agregó.

El Tribunal de Sentencia es presidido por el magistrado Ramón Trinidad Zelaya, e integrado los jueces Manuel Silvero y Benito González, como miembros titulares, y como miembro suplente, la jueza Arminda Alfonzo.

Los procesados son Rubén Villalba, Felipe Martínez, Luis Olmedo, Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Néstor Castro, Lucía Agüero, Fany Olmedo y Dolores López. Igualmente están acusados por la Fiscalía; Alcides Ramírez y Juan Tillería. Se investiga la perpetración de homicidio doloso en grado de tentativa, invasión de inmueble ajeno y asociación criminal.