Venezuela: marchan contra el régimen, pese a las amenazas

Los manifestantes lograron superar un cordón de seguridad que había montado la GNB en la avenida Victoria, en Caracas. Allí se vivió un momento de tensión cuando los uniformados reprimieron a un grupo de personas de la tercera edad. Una protestante se desmayó luego de ser rociada con gas pimienta.

En medio del caos por un apagón que mantiene colapsada a Venezuela hace casi dos días, la oposición se moviliza este sábado para exigir, una vez más, el fin de la dictadura de Nicolás Maduro. El presidente interino Juan Guaidó convocó a la población a marchar en todo el país.

Guaidó llamó a la población a expresarse «masivamente contra el régimen usurpador, corrupto e incapaz que ha puesto a oscuras» al país.

Esta movilización tiene lugar a menos de una semana del esperado regreso de Guaidó al país, luego de su gira por cinco naciones de la región (Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador), en medio de las amenazas del chavismo de una posible detención.

Este sábado también habrá manifestaciones oficialistas luego de que el pasado martes Maduro convocara a una marcha «antiimperialista». Durante un acto para conmemorar el sexto aniversario de la muerte de Hugo Chávez, el dictador anunció que decretó el 9 de marzo como el «Día del Antiimperialismo», en referencia al decreto de Barack Obama en el que calificaba a Venezuela como una «amenaza» para Estados Unidos.

El presidente interino, por su parte, pidió marchar «con más fuerza que nunca» en protesta por el apagón que afectó a toda Venezuela desde el jueves.

La falla eléctrica generalizada, la peor que sufre el país petrolero en su historia, obligó a suspender las actividades laborales y escolares, causando zozobra en la población, que tampoco tiene agua y está prácticamente incomunicada por la inestabilidad de las redes de telefonía e internet.

Los hospitales viven una situación dramática; los que tienen plantas generadoras las usan solo para emergencias. Los vuelos fueron cancelados y cientos de personas quedaron varadas en el aeropuerto internacional Simón Bolívar y otras terminales aéreas.

«El poquito salado (carnes y verduras) que se tenía se tuvo que cocinar para que no se pusiera malo tan rápido. Dormimos afuera, no tenemos señal, todos los abastos cerrados. Esto es un caos», declaró Elena Bermúdez, de 31 años.

Casi todo el país, de 30 millones de habitantes, pasó una segunda noche a oscuras, aunque en sectores de Caracas el servicio se restablecía intermitentemente la noche del viernes. Cacerolas sonaron a ratos en varias zonas de la capital en protesta por la falla eléctrica.

Maduro, una vez más, atribuyó el apagón al «imperialismo estadounidense», al que acusó de promover una «guerra eléctrica».

La masiva falla eléctrica se produce en medio del hartazgo por una fuerte crisis económica, con escasez de medicinas y alimentos y una hiperinflación que ha provocado el éxodo de 2,7 millones de venezolanos desde 2017 según la ONU y que la OEA proyecta llegará a cinco millones este año.

Fuente: infobae.com

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *