Senado trata hoy normativa que busca suplir la ley de quiebras

El pleno del senado tratara hoy el proyecto de “Resolución de Insolvencia” que busca suplir a la ley de quiebras del año 1969.

En este contexto, el senador Fernando Silva Facetti señaló que la ley de quiebras, que data del año 1969, establecía solo dos oportunidades a las empresas fallidas, primero la quiebra misma y en segundo término, la convocatoria. El legislador añadió que con los años se vio que en caso de las quiebras terminaban reventaban los bienes y sin satisfacer al acreedor; y finalmente no satisfacía ni al acreedor ni al fallido.

“La nueva ley tiene figuras modernas, trae una tercera opción, una ley que consiste en acuerdo extraodicial de reorganización que busca y da posibilidad a empresas reorganizarse, vender y adquirir créditos estando en insolvencia, y se pide un acuerdo con los acreedores privados, un procedimiento de reorganización ante a un juez que homologa y esto tiene la misma fuerza que un concordato, pero de manera privada”, explicó Silva Faceti.

Indicó que esto ayudará en esta época de crisis a muchas empresas a subsistir, manteniendo las fuentes de trabajo, y el ingreso al estado de retorno por sus impuestos. Incluye igualmente una figura nueva como quiebra transfronteriza que facilita un acuerdo, para casos de quiebras de empresa multinacional.

El documento también plantea aumentar las sindicaturas. “Hoy existen solo 6 síndicos y tienen 300 o 400 casos. Se pretende crear 60 sindicaturas mas, que no serán funcionarios públicos pero cobraran sus honorarios conforme el recupero que tienen de la quiebra. Se pretende crear un grupo para Asunción y Central donde se requiere más, luego ver por zonas como Itapúa, Alto Paraná, etc., para que por zona puedan intervenir en las quiebras, ahorrara al estado”, destacó el parlamentario.

Finalmente resaltó que cuenta con más de 350 artículos, y se recibió asistencia de técnicos del Banco Mundial en la elaboración del articulado, ya que es iniciativa del Ejecutivo.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *