Plantean penas más duras a conductores que dan positivo a alcotest

El diputado Rodrigo Blanco, con el acompañamiento de otros varios legisladores, presentó un proyecto de ley “Que modifica el Art. 107 de la Ley Nº1160/1997, Código Penal”, con el objetivo de penar, más severamente, a los responsables de homicidios culposos como consecuencia de accidentes de tránsito.

En esencia, el proyecto pretende elevar la pena, de cinco hasta ocho años de cárcel, para los casos de homicidios culposos, siempre y cuando la persona afectada se encuentre bajo los efectos del alcohol u otras sustancias prohibidas.

El referido artículo 107 -Homicidio culposo-, establece que: El que por acción culposa causara la muerte de otro, será castigado con pena privativa de libertad de hasta cinco años o con multa”.

La propuesta es ampliar este artículo con la siguiente redacción: “Si la acción descripta en el inciso anterior fuera realizada infringiendo lo establecido en los numerales 1 y 2 del Art. 217 de este Código y sus modificatorias, será castigado con una pena privativa de libertad de tres a ocho años, y la aplicación obligatoria de los dispuesto en el Art. 58, por un periodo de tiempo no menor de dos años y máximo de cinco años a ser computados desde el día siguiente de que el condenado esté en libertad”.

“Vemos, de manera cotidiana, cómo conmociona a la sociedad las leves sanciones penales impuestas para los conductores ebrios que protagonizan accidentes de tránsitos con derivaciones fatales; realmente son muy leves en comparación al daño, de por vida, que ocasionan a las familias afectadas, terminando, en la mayoría de los casos, en la reparación del daño que nunca es suficiente”, dijo al respecto el diputado Blanco.

El legislador cita en la exposición de motivos el Diccionario Jurídico del Dr. Manuel Ossorio, que define la culpa grave como “descuido o desprecio absoluto de las precauciones más elementales para evitar un daño”, el cual es considerado por el proyectista como el criterio adecuado a ser tenido en cuenta para la modificación de la norma legal.
“Existe desprecio absoluto de las precauciones más elementales cuando un ciudadano decide conducir un vehículo bajo los efectos del alcohol u otra sustancia que puedan alterar y, por ende, disminuir sus capacidades de conductor”, dijo finalmente el diputado Blanco.
La iniciativa, que será analizada por las comisiones de Legislación y Codificación y, Justicia, Trabajo y Previsión Social, antes de su discusión en plenaria, fue firmado, a parte del diputado Blanco por Sergio Rojas; Marcelo Salinas; Raúl Latorre y; Enrique Mineur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *