Afirman que el Defensor del Pueblo, a través de mecanismos institucionales, debe dejar el cargo

Para el diputado Ramón Romero Roa, la intervención del Defensor del Pueblo, Miguel Godoy, en medio de la crisis desatada en la Penitenciaría de Tacumbú, a raíz de un motín que desencadenó en la muerte de varios reclusos, al día de ayer, fue una acción poco feliz que merece ser repudiada. Aseguró, incluso, que el alto funcionario debe dejar el cargo a través de los mecanismos institucionales.

El legislador fue tajante al indicar que el Defensor del Pueblo actuó como un aprovechador, y que ya no goza de su confianza.

“En un momento de crisis, un aprovechador debe ser repudiado. Por eso el Defensor del Pueblo ya no goza de mi confianza. Con mecanismos institucionales debe salir del cargo”, manifestó el parlamentario por medio de sus redes sociales.

La polémica en cuestión se produjo en la tarde del martes, cuando durante un sangriento motín en la Penitenciaría de Tacumbú, autoridades del Ministerio de Justicia, encabezadas por la ministra Cecilia Pérez, negociaban el cese de la violencia.

En ese momento, ante los medios de prensa, marcó presencia el Defensor del Pueblo, quien a los gritos solicitó a la Titular de la cartera de Justicia, que abandone el cargo “por incapacidad e inutilidad”, entre otros calificativos.

El exabrupto generó muchas críticas y motivó que el mismo Miguel Godoy, posteriormente, pida disculpas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *