«Ñane Energía» sufre modificaciones y vuelve a consideración de Senadores

Tras un debate de más de 5 horas, la plenaria de la Cámara de Diputados aprobó, con modificaciones y devolvió a la Cámara de Senadores, el proyecto de ley “Que establece el programa Ñane Energía, con recursos de las entidades binacionales Itaipú y Yacyretá”, proyecto que amplía la tarifa social de la ANDE.

Si bien es cierto, en general, fue aprobado por unanimidad, en particular se tomó como base de estudio el dictamen de la Comisión de Asuntos Económicos, documento que difere, según los propulsores de la iniciativa, sustancialmente del proyecto original.

El debate principal se centró en el Art. 4º del proyecto en donde se establece los rangos tarifarios y el nivel de subsidio que le corresponde a cada franja.

El proyecto original establecía las siguientes categorías: Para consumos de 1 a 150 kWh/mes, 90% de descuento de la tarifa vigente, aplicable en todo horario; para consumos de 151 a 300 kWh/mes, 70% de descuento de la tarifa vigente, aplicable en todo horario; para consumos de 301 a 500 kWh/mes, 50% de descuento de la tarifa vigente, aplicable fuera de los horarios de punta; para consumos de 501 a 750 kWh/mes, 35% de descuento de la tarifa vigente, aplicable fuera de los horarios de punta; para consumos de 751 a 1.000 KWh/mes, 22,5% de descuento de la tarifa vigente, aplicable fuera de los horarios de punta; para consumos de 1.001 a 1.500 kWh/mes, 15% de descuento de la tarifa vigente, aplicable fuera de los horarios de punta.

Sin embargo, aunque se mantienen estas categorías, se introdujo la palabra “hasta”, lo que, según indicó el bloque liberal y algunos otros legisladores de otros partidos, desnaturaliza totalmente el proyecto, teniendo en cuenta que no establece un rango específico, sino que deja al arbitrio de la entidad de aplicación estipular el porcentaje de acuerdo al criterio del Poder Ejecutivo.

Tras esta decisión, conseguida tras una votación nominal, la bancada liberal y la multibancada, se abstuvieron de votar en los demás artículos de la ley, puesto que según afirmaron, con estas modificaciones, pierde sentido el proyecto tal como se había planteado inicialmente.

Los legisladores Jazmín Narváez, Basilio Núñez y otros, coincidieron en sostener que se debe legislar sobre una iniciativa que sea aplicable, que sea gradual y conforme a la infraestructura con la que está preparada la ANDE.

En contrapartida, miembros del PLRA y de la multibancada, ratificaron su acompañamiento de la versión de la Cámara de Senadores. Arguyeron que los compatriotas necesitan acceder al servicio de energía, a un bajo precio.

El titular de la Comisión de Entes Binacionales, Fernando Oreggioni, afirmó que este proyecto tiene un alto impacto social y que esto beneficiará a las familias paraguayas, que podrán mejorar, significativamente, su calidad de vida.

Afirmó, igualmente, que con este proyecto, se podrá mejorar y fortalecer el sistema eléctrico.

«Esta ley es solo un ítem de toda la reforma del sector electico que tenemos que hacer desde el parlamento, para que el paraguayo utilice su energía», aseveró el congresista.

Tras la aprobación, se dispuso que el documento sea remitido, nuevamente, a la Cámara de Senadores, para la correspondiente revisión.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *