El agente fiscal Federico Delfino quien lleva la causa sobre el ataque perpetrado por un grupo armado en una estancia de Amambay dijo que llama la atención la participación de indígenas, ya que históricamente los nativos se mantuvieron al margen de los grupos criminales.

El representante del ministerio público resaltó sin embargo que es sabido que estos grupos armados proveían de alimentos a los indígenas de algunas zonas pero nunca se tuvo información sobre la entrega de armas o adiestramiento de nativos por parte de los guerrilleros.

Resaltó además que llama la atención la saña con que actuaron contra el hoy fallecido, quien ocupaba el cargo de administrador de la estancia Ñandu’í, propiedad de dos ciudadanos brasileños.

Delfino indicó además que la investigación es incipiente, pero que cuentan con elementos llamativos en torno a los hechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *