Mario Abdo. «La prioridad sigue siendo el rescate con vida de secuestrados»

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, hizo un llamado para poner fin a la violencia en el norte del país y ratificó que la prioridad del Gobierno es que los tres secuestrados por el autodenominado EPP retornen con vida.

Asimismo destacó la capacidad que han construido los organismos de seguridad, que permitió concretar tres bajas en filas del grupo criminal, el viernes último.

De esta forma, el mandatario se refirió al enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta y el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en la zona de Cerro Guasú, en el límite entre los departamentos de Amambay y Concepción, donde fueron abatidos tres miembros del grupo criminal.

Al respecto, calificó de “incómodo” este tipo de operativos, ya que consideró que no es muy satisfactorio llegar a este grado de violencia entre paraguayos.

“Las fuerzas del orden están cumpliendo con su deber, espero que cuanto antes podamos construir un camino a través del dialogo y que la violencia termine en el Paraguay”, expresó Abdo Benítez.

El jefe de Estado reconoció la gran tarea y el sacrificio que está realizando la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), que según dijo, muchas veces no es comprendida por los diferentes sectores de la sociedad.

“Es parte de la estrategia del terrorismo debilitar el prestigio de la FTC, eso es no solo acá sino en el mundo, así funciona la estrategia terrorista”, agregó.

El gobernante recordó que desde el 2014 no se daba un enfrentamiento de esta índole con el autodenominado EPP, y destacó que durante este año, el grupo criminal tuvo importantes bajas, pero por sobre todo, afirmó que durante todo este tiempo los organismos de seguridad “construyeron una capacidad importante”.

“Una vez se llegó a su campamento y en este caso fue a través de una emboscada mediante tareas de inteligencia, de una intervención utilizando la capacidad que se construyó. Ya se hizo público, fueron tiros de muy larga distancia y en horas de la noche, eso demuestra la capacidad lenta pero capacidad en fin que se va construyendo dentro de nuestra fuerza de seguridad en el norte”, relató el presidente.

En ese contexto, dijo no estar contento porque varias familias están de luto con la muerte de los tres miembros del EPP. “Espero que esto ayude para cambiar la metodología de lucha y que se haga a través de un gran debate, sobre qué tipo de sociedad podemos construir”, refirió.

El titular del Ejecutivo hizo un llamado para poner fin a la violencia en el norte del país para no enlutar a más familias.

Igualmente ratificó que seguirán trabajando para devolver la paz a esa zona de la República y traer con vida a los secuestrados, el suboficial de policía Edelio Morinigo (5 de julio del 2014), al ganadero Félix Urbieta (12 de octubre del 2016) y el exvicepresidente de la República (9 de setiembre del 2020).

“Es un operativo más pero no estamos ni satisfechos, ni la misión ha terminado, está lejos de terminar, hasta traer a los paraguayos secuestrados con vida de nuevo con sus familias”, remarcó al tiempo de hacer hincapié en el esfuerzo realizado por la FCT en el norte. Informe de Ip.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *